La importancia de los sujetadores

La importancia de los sujetadores

Muchas veces las tiendas especializadas en sujetadores no dedicamos los esfuerzos suficientes en poner en valor la importancia de utilizar unos sujetadores que se adapten al cuerpo y a las necesidades de la mujer que los debe utilizar. Y esto debe cambiar. Cabe subrayar los beneficios que conllevan los sujetadores de calidad, que sea de la talla que se necesita y que se lleve atado en la medida que le toca. Estas son las cuestiones que muchas mujeres no valoran porque nadie se lo ha explicado. Llevar un sujetador que no sea adecuado puede comportar dolores e incluso lesiones de espalda, y sobretodo, incomodidad. Un sujetador debe ofrecer buena sujeción y debe ser cómodo, debe garantizar el confort de la mujer que los lleva. Así, las diferencias de un sujetador fabricado por una marca especializada y una que no lo es, son muchísimas. 
Se han publicado estudios en los que se asegura que el 70% de las mujeres llevan un sujetador que no es de su talla. Esta cifra es impactante y debe hacer recapacitar a las marcas y profesionales de los sujetadores.

La talla de los sujetadores

La talla de los sujetadores es la primera cosa que debe tener presente una mujer cuando quiere comprar un sujetador, y debe tener presente que la talla, en muchas ocasiones, irá cambiando, aumentando o disminuyendo según diferentes etapas de la vida. En cualquier caso, la talla de contorno es la que toma el contorno de la espalda por debajo del pecho. Y la copa sale de la diferencia entre la talla del contorno por debajo del pecho y la talla del contorno por encima del pecho. Las medidas que resultan de estos cálculos serán las que nos servirán para conocer la talla exacta de nuestro pecho. Así mismo, es importante saber que la talla europea «EU» no es la misma que la francesa «FR» o española, como también es diferente el tallaje en inglés. Si quieres ver las tablas de tallajes podéis hacerlo en como conocer tu talla de sujetador. Encontraréis la tabla e explicación detallada.

Tipos de sujetadores

Sin embargo, conocer la talla no es suficiente. Entre diferentes marcas hay pequeñas diferencias en las mismas tallas y por otro lado, no debe hacer la misma función un sujetador con aros que uno con foam, como tampoco uno de lactancia o uno deportivo. Y así con todos los tipos de sujetador que hay. Que son muchos. Los más comunes son los sujetadores con aros, con aros y foam, sin aros, sin aros y con foam, sujetadores reductores, sujetadores deportivos, sujetadores de lactancia, de embarazo, sujetadores sin tirantes y los push-up. Estos son los más habituales, sin embargo hay de otros tipos. Los que queremos destacar porque representan un gran avance, son los sujetadores post operación de mama. En este sentido la marca Anita – Rosa faia, con más de 130 años de historia son  pioneros en la confección de sujetadores especializados y los post operación son un buen ejemplo.
En otro artículo explicaremos las particularidades de estos sujetadores.
Volviendo a los diferentes tipos de sujetadores, es interesante dejar claro que cada sujetador, según sus características, cumple con unas funciones concretas. Por ejemplo, los sujetadores reductores recojan y centran el pecho, consiguiendo formas redondeadas y naturales. Sin embargo, estos sujetadores llevan aros, y para dormir no es recomendable utilizar sujetadores con aros. Para dormir  los más indicados son los que no llevan ni aros ni foam.
Por lo que hace a los sujetadores deportivos, según que tipo de deporte y la sujeción que tenga que hacer, se recomendará un tipo de sujetador o otro. 
En otro sentido, según la ropa exterior que se lleve, se puede optar por sujetadores que dejen la espalda libre, sujetadores sin tirantes, con escotes más profundos..., se debe valorar cada situación. 
En conclusión, con este artículo queremos contribuir a divulgar la necesidad de utilizar sujetadores que se adecuen en cada circunstancia personal. La importancia de utilizar los sujetadores de la talla correcta y que sean cómodos. Así mismo que no dejen marcas, que los tirantes no molesten en los hombros y que todo el pecho quede recogido y dentro de la copa. En definitiva, que si no estáis seguras de cual es el sujetador que mejor se adapta a vuestras necesidades, os dejáis aconsejar por las profesionales del sector.

Si te ha interesado comparte el artículo en las redes.

Comentarios

Danos tu opinión

Los campos con * son obligatorios.